Antología Poética Mario Benedetti

Sabéis que normalmente publico en el blog los viernes por la tarde, pero desde que terminé el libro que os traigo hoy, una voz se ha apoderado de mi conciencia y me ha obligado a compartir con vosotros esta pequeña parte de mí. Por eso, sin más dilación, os presento la Antología Poética de Mario Benedetti


Cubierta Antología Poética 

Editorial: Alianza Editorial
Páginas: 320
Edición: 2011
Género: Poesía Contemporánea 
Autor: Mario Benedetti

Sinopsis


Mario Benedetti ocupa un lugar privilegiado en la poesía del siglo XX. Temas como el amor, la política, el sarcasmo y la humanidad se alzan como los cimientos de la obra del autor uruguayo. Su antología poética, seleccionada por él mismo, construye una vista panorámica e inmejorable acerca de toda su obra. 

Reseña - Antología Poética Mario Benedetti


No hay nada como los días (y sobre todo las noches) de otoño para leer y sentir la poesía. Después de haber leído la antología poética de Benedetti, llegué a la conclusión de que, para mí, hay dos tipos de libros; los buenos y los necesarios. En los primeros pueden entrar todos los géneros y todos los autores. Los hay que te gustan más, menos, que te entretienen, que te hacen sufrir, reír o incluso derramar alguna lágrima. Pero solo unos pocos llegan a ser necesarios en nuestras vidas. 

Y es en este punto en el que os traigo al bueno de Mario. Reseñar poemarios y antologías es algo complicado. Conlleva muchos sentimientos y sensaciones subjetivas. Pero, aún así, no podía dejar escapar la oportunidad de hablaros acerca de cómo me he sentido al leer cada verso de este libro. 

La realidad, el temor, la crueldad, la esperanza, el escepticismo y la belleza de sus palabras me han dejado desnudo en cada poema en el que me he adentrado. La contundencia de sus palabras es capaz de derribar cualquier coraza y dejar una huella imborrable en tu alma por mucho que pasen los años. Da igual el contexto social, político o incluso personal. Benedetti es el portavoz perfecto de los sentimientos y el poeta que, hasta la fecha, mejor los ha descrito a lo largo del tiempo. 

Es posible que en esta antología descubráis una parte de vosotros mismos que no conocíais. A mí me ha pasado. Es un libro que he disfrutado y que he amado (y lo haré hasta el final). Pero, sobre todo, es un libro que he sentido. No importa por qué momento estéis pasando en vuestras vidas. Sacad las horas y la tranquilidad necesarias para leeros a vosotros mismos en cada estrofa y encontrar, aunque sea por un momento, la paz suficiente para curaros de ese mundo que no nos gusta. 

Pese a lo difícil de la elección, he querido escoger los que han sido mis tres poemas favoritos para que sintáis de cerca lo mismo que yo. 

¡Disfrutad y dejad que vuestros sentidos vuelen! 


Te  Quiero - Mario Benedetti



Tus manos son mi caricia 

mis acordes cotidianos 

te quiero porque tus manos 
trabajan por la justicia 

si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 
y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos 

tus ojos son mi conjuro 
contra la mala jornada 
te quiero por tu mirada 
que mira y siembra futuro 

tu boca que es tuya y mía 
tu boca no se equivoca 
te quiero porque tu boca 
sabe gritar rebeldía 

si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 

y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos 

y por tu rostro sincero 
y tu paso vagabundo 
y tu llanto por el mundo 
porque sos pueblo te quiero 

y porque amor no es aureola 
ni cándida moraleja 
y porque somos pareja 
que sabe que no está sola 

te quiero en mi paraíso 
es decir que en mi país 
la gente viva feliz 
aunque no tenga permiso 

si te quiero es porque sos 
mi amor mi cómplice y todo 
y en la calle codo a codo 
somos mucho más que dos.


Por qué cantamos - Mario Benedetti


Si cada hora viene con su muerte
si el tiempo es una cueva de ladrones
los aires ya no son los buenos aires
la vida es nada más que un blanco móvil

usted preguntará por qué cantamos

si nuestros bravos quedan sin abrazo
la patria se nos muere de tristeza
y el corazón del hombre se hace añicos
antes aún que explote la vergüenza

usted preguntará por qué cantamos

si estamos lejos como un horizonte
si allá quedaron árboles y cielo
si cada noche es siempre alguna ausencia
y cada despertar un desencuentro

usted preguntará por que cantamos

cantamos porque el río está sonando
y cuando suena el río / suena el río
cantamos porque el cruel no tiene nombre
y en cambio tiene nombre su destino

cantamos por el niño y porque todo
y porque algún futuro y porque el pueblo
cantamos porque los sobrevivientes
y nuestros muertos quieren que cantemos

cantamos porque el grito no es bastante
y no es bastante el llanto ni la bronca
cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota

cantamos porque el sol nos reconoce
y porque el campo huele a primavera
y porque en este tallo en aquel fruto
cada pregunta tiene su respuesta

cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la vida
y porque no podemos ni queremos
dejar que la canción se haga ceniza.

¿Qué les queda a los jóvenes? - Mario Benedetti


¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en viejos prematuros

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?
les queda respirar / abrir los ojos
descubrir las raíces del horror
inventar paz así sea a ponchazos
entenderse con la naturaleza
y con la lluvia y los relámpagos
y con el sentimiento y con la muerte
esa loca de atar y desatar

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?
también les queda discutir con dios
tanto si existe como si no existe
tender manos que ayudan / abrir puertas
entre el corazón propio y el ajeno /
sobre todo les queda hacer futuro
a pesar de los ruines del pasado
y los sabios granujas del presente.

¿Dónde conseguirlo?

Como siempre, podéis haceros con el libro haciendo click aquí. 
Espero que hayáis disfrutado de la lectura y comentéis, compartáis y, sobre todo, leáis este libro.

¡Gracias!  

El Signo del Dragón (Trilogía del Zodíaco)

¡Hola a todos! Como cada viernes, os traigo una nueva entrada en el blog. Hoy os hablo de un libro que tenía ganas de leer por todo lo que he escuchado y leído acerca de él; El Signo del Dragón, de Ricardo Alía. 


Cubierta El Signo del Dragón

Editorial: MAEVA
Páginas: 360
Publicación: 2016
Género: Novela Negra
Autor: Ricardo Alía

Sinopsis


Es 2012, el Año del Dragón en el calendario chino. Tras el anuncio del cese en la actividad armada de la banda terrorista ETA, la vida en San Sebastián recobra la tranquilidad para todo el mundo excepto para el inspector de Homicidios Max Medina.

En la facultad de Ciencias Químicas de la capital guipuzcoana es hallado el cuerpo decapitado de un joven estudiante de bachillerato. Max, Erika López, Joshua O'Neill y el resto del equipo tendrán que hacer frente a un caso que traerá de cabeza a la Ertzaintza. ¿Qué tendrán que ver el crimen con el signo del zodiaco chino? Ricardo Alía nos invita a descubrirlo a través de las trescientos sesenta páginas de la primera parte de la Trilogía del Zodiaco

Reseña - El Signo del Dragón

Hace tiempo que escuché hablar sobre el libro que os reseño hoy. Confieso que me llamó la atención por dos motivos. El primero, porque está ambientado en San Sebastián, ciudad que me tiene encandilado desde que la pisé por primera vez (si no la conocéis deberíais invertir vuestro tiempo en visitarla). La segunda razón por la que me decidí a leer la primera parte de esta trilogía fue porque, además, trata sobre mi género literario predilecto (imagino que sabréis cuál es). Y fue así, entre el frío del otoño y en los interminables viajes de tren, como conocí a Ricardo Alía y los protagonistas que ambientan esta historia. 

Si hay algo que me hace valorar los libros es que, aparte de entretener, tengan contenido. Ricardo nos ilumina a través de su trama con datos y elementos históricos fundamentales para el devenir de la ciudad. Contextualizado en una época trascendental para entender la historia nacional contemporánea, el donostiarra hila a la perfección la historia con hechos totalmente verídicos acontecidos en el año 2012. 

La historia en sí presenta una serie de rasgos particulares que la hacen diferente. El primero de ellos es esa simbiosis entre realidad y ficción que aglutina el escritor en cada capítulo. La forma en la que adapta la veracidad con su propia creación crea un ambiente propicio para perderte, poco a poco, en la vida de los protagonistas y los pasos que recorren. 

Los personajes, con personalidades muy distintas, forman un equipo del que te encariñas sin apenas darte cuenta. Cada uno tiene un estilo de vida totalmente antagónico. En ellos podemos encontrar el amor, la amistad, los prejuicios, la soledad y el sentimiento de culpabilidad. De este modo, la psicología se convierte en un elemento fundamental para entender las diferentes situaciones personales de cada uno. 

Las recurrentes metáforas, todas ellas llenas de un magnetismo especial, y la utilización de un lenguaje sencillo (que no simple), convierten cada pasaje de la novela en un suspiro. Pese a que omitiría alguna que otra referencia a los atributos físicos de cierto personaje (os hablo desde un punto de vista totalmente subjetivo), lo cierto es que la narración y la descripción son un punto fuerte en Ricardo, hecho que, por ende, ata al lector a los acontecimientos que se suceden en su historia. 

Sin ninguna duda, puedo decir que El Signo del Dragón es un libro diferente. Oscuro, enigmático, interesante y atractivo. Para mí, esos son los adjetivos que mejor describen a la primera parte de esta trilogía llamada a colmar los blogs literarios en un futuro más que cercano. 

¿Dónde conseguirlo? 

Como al final de cada reseña, aquí os dejo el enlace en el que podéis acceder directamente a la compra del libro (digital y físico).

Espero que os haya gustado mi opinión, que disfrutéis los que os hagáis con la novela y, sobre todo, que comentéis y abráis un debate con todo lo que se os ocurra.

¡Hasta la próxima! 

Conato

Desde un décimo piso Madrid parece otra. Las noches de otoño le dan a esta ciudad un aspecto frágil. En la calle solo se escucha el rumor de los coches que, apresurados, aceleran para llegar lo antes posible a sus respectivos hogares. 

Mientras tanto, un escritor juega a convertir su mundo interior en letras. No le importa la hora que se refleja en la parte inferior de la pantalla. Sabe que, si no atiende a su musa, tendrá pesadillas y, cuando despierte, se habrá ido sin dejar rastro. Sobre su escritorio hay un libro a medio leer, una agenda con la que poner el orden necesario para que su vida no se vea abocada al caos más absoluto y una lámpara encendida que inunda la estancia con una cálida luz.

La corriente aprovecha el resquicio de una ventana mal cerrada para colarse en la habitación. Pero el escritor no tiene frío. Su corazón siente un calor diferente y no entiende por qué el resto de la humanidad no quiere lo mismo que él. Aunque, en el fondo, sabe que sí lo quiere. El problema es que las estaciones están siempre abarrotadas por personas cariacontecidas que ven pasar los trenes y que se quejan, en voz baja, porque no se han detenido a su paso. Es absurdo, no saben que solo tienen que avisar al maquinista de que quieren subir para que pare. 

Ha aprendido a ser feliz a contracorriente. Vive rodeado de prisas en una ciudad en la que nunca hay tiempo para nada. ¿Cómo van a saber lo que es la poesía si no pueden disfrutar del silencio? Vive con los pies en el suelo mientras su mente vuela a otra dimensión. Se refugia entre palabras y en una sonrisa que produce un vértigo real. No es consciente de cómo ha llegado a este punto. De la noche a la mañana pasó de cero a descubrir los límites insospechados de la libertad escondidos en un pronombre; ella. 

Da vida a hojas en blanco mientras hace frente al ejército que se ha desatado en su interior y que, indomable, ha acabado con la coraza que protegía a sus sentimientos. Una a una, sus ojos recorren las líneas que ha escrito sin parar.

Una mirada. El diálogo de aquel libro marcado a lápiz. Cualquier día. El momento más inesperado y, a la vez, el más necesario. El sonido de una voz al otro lado del telefonillo; "Ya estoy". Una nota pegada en la estantería. Una palabra que exprime al ciento veinte por ciento tu aliento. Noviembre. Una ciudad entera. Un número. Un nombre tatuado en el alma. Septiembre. Un mundo por salvar y una lista interminable de motivos para hacerlo. 

Ahora, justo en el momento en el que se ve calado hasta la conciencia, se da cuenta de que no supo ver el conato de un incendio salvaje que, al final, se propagó para acabar con el frío de Madrid.  

Improvisar

La música suena y crea un ambiente propicio a enamorarte de los pequeños detalles. Una estatua de Frank Sinatra decora la barra de un local ambientado en aquellos sitios de carretera propios de las películas. Mientras alguien juega a los dardos el camarero agita una coctelera para los clientes de la mesa seis que han pedido un Manhattan. Pienso en que este sería un buen sitio para venir a escribir y alejarme de lo mundano. Todo sería mucho más fácil si viviésemos en una eterna novela con pinceladas cinematográficas.

Pero, entonces, no tendría esa sensación que se adueña de mi lado más irracional al estar enfrente de ti mientras las horas bailan. No podría contarte que soy la única persona del mundo a la que le gusta una determinada marca de cerveza y no podríamos hablar del significado de la canción que está sonando y de la que te sabes la letra pero no recuerdas el título. Tampoco podría darme cuenta de que soy un castillo de naipes que tiembla cuando me miras. No me sentiría como el niño que se sienta por primera vez al lado de la chica que le gusta y ella se molesta en girarse para decirle Hola. No sabría lo que significa un abrazo que es capaz de despertar a una inspiración a la que daba en un lugar paradisiaco y alejada del invierno repentino que se ha instalado en la ciudad. Aún menos podría pasarme la salida de la autovía para llegar a casa y acabar perdiéndome en medio de la nada por ir pensando en lo mucho que tenía que contar en estas líneas.



No, definitivamente, prefiero improvisar. 


El Búho

Noviembre ha llegado y con él os traigo un libro muy adecuado para leer en esta época del año; El Búho, de Samuel Bjork.


Cubierta de El Búho

Editorial: SUMA
Páginas: 520
Publicación: 2016
Género: Novela Negra
Autor: Samuel Bjork

Sinopsis

Después de Viajo Sola, el inspector Holger Munch y su compañera Mia Krüger hacen frente a otro espeluznante caso que parece esconder un trasfondo siniestro y tétrico. 

Una adolescente aparece estrangulada en un claro del bosque de Hurumlandet tras haber escapado de un centro para jóvenes problemáticos. Lejos de parecer un caso más, lo llamativo de este hecho es que la chica yace sobre un lecho de plumas rodeada por un círculo de velas. La investigación se estanca hasta que el equipo de Homicidios de Oslo descubre que las plumas pertenecen al pájaro de la muerte; el búho. 

¿Qué habrá detrás de este episodio? Samuel Bjork nos vuelve a enganchar a su prosa en esta nueva novela de la mano del inspector Munch y su entrañable equipo. 

Reseña - El Búho

Segundas partes nunca fueron buenas... ¿O sí?

Con El Búho, el noruego ha dado la razón a las voces que le colocan como uno de los escritores punteros del género negro en la actualidad. Pese a las posibles similitudes que puedan intuirse con Viajo Sola (la aparición de un cuerpo en un bosque que parece responder a la obra de un asesino en serie), la nueva novela de Samuel Bjork aborda este nuevo caso desde una perspectiva totalmente distinta.

A lo largo de la trama podemos ver una tímida evolución en el día a día de los personajes respecto a la historia del primer libro. El autor demuestra un trato exquisito del contexto espacio-temporal e incluye el factor psicológico para ayudarnos a ambientar la vida de los protagonistas meses después de la resolución del suceso de la niña desaparecida. Bjork es capaz de hacerte sentir el cansancio, la alegría, el agobio, la tensión y el desengaño de cada vida que crea con tinta. El trato humano que da a sus personajes nos hace quererlos y odiarlos como si fuesen los seres que nos acompañan en nuestra rutina.

Respecto al contenido de la novela, El Búho mantiene la cadencia y los giros inesperados precisos para mantener al lector atado a la intriga y la tensión que emanan de las frases del escritor noruego. El resultado de su trabajo es una prosa sencilla, elegante y eficaz que, en ocasiones, me ha hecho rememorar al trabajo del francés Pierre Lemaitre y los españoles Nieves Abarca y Vicente Garrido.


Para terminar, y ya como opinión personal basada en mis gustos, uno de los puntos que más han llamado mi atención de la novela es ese elemento conspirador y a veces crítico que se esconde detrás de la trama y que ha ejercido aún más en mí el efecto imán hacia sus páginas. 

Sin ninguna duda, a los que hayáis disfrutado con Viajo Sola, os recomiendo fervientemente haceros con este libro y abrir un debate (por privado para no destripar ningún acontecimiento) hablando sobre qué os ha parecido y cuáles han sido vuestras impresiones. Y, a los que no, ¿a qué estáis esperando para leer el primer libro y después disfrutar de El Búho?

¿Dónde conseguirlo?


Podéis haceros con El Búho tanto en formato físico como digital haciendo click aquí.

Espero que hayáis disfrutado de la lectura, que comentéis y que, sin duda, leáis esta gran novela. 

¡Un abrazo!