Sábado

Poema sacado de mi blog El Chino de Abajo:



Antes de salir he pensado en escribirte este poema,
esta letra con frases inconexas con sentido para mí.
He buscado una canción que me ponga los pelos de punta,
pero la música ha empezado a sonar cuando te has bajado de ese tren,
con tu sonrisa y el mate de tus labios acariciándome.

Madrid lo hacemos nosotros a la intemperie.
Con un frío de cojones y todos sus secretos marcados
en la suela de nuestros zapatos.

No hace falta ser un genio para saber que eres la más diosa del local.
Esa forma que tienes de beber de mi batido de vainilla
haría que los hombres dejasen de morir por vivir mi noche de sábado.

Eres la chica de las poesías,
la morfina para los yonkis como yo con mono de vida.
La persona con la que juego a adivinar banderas
aun sin creer en todas esas fronteras inventadas
por gente con cerebros inventados.

Vuelve a mirarme así para hacerme conocer un nuevo estado de locura.

Pasajera de mis versos sin motor,
me desabrochas el cinturón al borde de la caída.
En el aire me miras y me pides que invente un principio
para cuando lleguemos al suelo,
y yo te cuento aquel cuento
en el que tú eras Lola, o Rachel, o Carla,
o esa princesa que cambió su reino por un poeta con alas.

Camino solo y me doy cuenta de que estas calles no son lo mismo
si no bailas sobre ellas.

Pienso en todas esas frases, cartas y rimas
no muy diferentes y a la vez únicas
que te he escrito, escribo y escribiré
y que ojalá guardes con cariño
en el segundo cajón de nuestra mesilla.



Alguna vez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario